Catrinas

Como cualquier tradición, el Día de Muertos en México se reelabora en su contacto con cada nueva circunstancia, sin perder nunca su toque novedoso, propio. Eso logra captar la lente de Maldonado desde diferentes encuadres: el proceso de renovación de esta tradición mexicana. En sus instantáneas está capturada, por ejemplo, la Calavera Garbancera, personaje popularizado por el retrato que labrara en su momento el grabador José Guadalupe Posada, y que Diego Rivera también personificó en uno de sus murales, por los cuales se le conoce como La Catrina.

Esa Catrina en las fotos de Maldonado es y no es la misma que la de Posada y la de Rivera, puesto que viene a renovar, insisto, una tradición del siglo XIX, cuando en la prensa se ilustraba con calaveras a varios sectores de la sociedad como una forma de crítica social, iniciada en parte con Manuel Manilla. Así, en las fotos relucen las calaveras curras y la Catrina en diferentes formatos y contextos sociales: niños, parejas, equipos, comitivas. Es la tradición cambiando de piel, cuando las calaveras se combinan con accesorios de otros grupos urbanos. 

Esta renovación de la tradición del Dia de Muertos ha tomado diferentes rumbos dependiendo de la región de México. Uno puede vivir la festividad de manera muy diferente, desde Janitzio en Michoacán, la Ciudad de México o la ciudad de Aguascalientes, del estado del mismo nombre. En esta última, por ejemplo, la tradición de “los muertitos” se ha mezclado con una exaltación de la obra de Posada, por ser su ciudad de origen. Hay un Museo dedicado a su vida y obra y desde hace algunos años se edificó el Museo Nacional de la Muerte y se creó el Festival de Calaveras, que se realiza en octubre y noviembre. La tradición se renueva también en su contacto con el turismo y con la derrama capital, efectivamente. Pero algo se debe dejar claro: la renovación de esta celebración mexicana no tiene nada que ver con esa otra muerte que asola el país desde hace varios años, aunque se confunda con ella. Por demás, sea esta muestra fotográfica de Ricardo Maldonado una panorámica de una textura única, donde se funden instantáneas de los procesos continuos de representación de la Fiesta de los Muertos en México.

      Adrián Gerardo Rodríguez Sánchez, historiador mexicano.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s